Entrevistamos a Leticia Rodríguez, autora de «Pueblo humilde»

En determinados momentos de Pueblo humilde te planteas quiénes son los responsables de las crisis económicas que, cada cierto tiempo, sacuden el mundo. ¿Crees que nosotros, el pueblo llano, podemos hacer algo para impedirlo o piensas, al contrario, que no depende de nosotros?

El pueblo puede hacer mucho para impedirlo, por ejemplo: no invertir en la economía sumergida, o no comprar productos o servicios a las mafias (los productos falsos que se venden en las calles), participar en las manifestaciones de forma pacifica para revindicar sus derechos; y además tiene su mejor arma que es el voto, eso sí, antes de utilizar su voto, que se informen del proyecto político de cada partido para conocerlos mejor, sobre todo para entender cómo pueden gestionar los intereses de la población.

 

¿Consideras que desde las instituciones no se está haciendo lo suficiente para fomentar la inclusión de las personas en exclusión social?

Depende mucho del organismo, además daros cuenta de que los recortes sociales han repercutido en la calidad de la intervención y en la atención de las personas en riesgo de exclusión social.

 

¿Tienes confianza en los políticos?

No se puede generalizar, puesto que cada partido tiene su ideología y dentro de ese partido hay personas con diferentes habilidades para gestionar los intereses de la población

 

¿Tienes esperanzas en que haya algún partido que piense de verdad en los ciudadanos y no en favorecer a las clases que ostentan el poder?

Si los partidos políticos velaran primordialmente en favor de la población no existirían lobbies políticos y empezaría haber esperanza y buenos resultados, tanto a corto como a largo plazo.

 

¿Por qué este libro?

Porque soy de las que pienso que las personas que han sufrido un proceso de inserción sociolaboral tienen mucho que aportar y enseñar a los profesionales de servicios a la comunidad.

 

¿Qué querías transmitir con él?

Dar a conocer la asociación Diwork, y que me conozcan como profesional, así como concienciar a la población de las problemáticas sociales, educar y, sobre todo, hacer que las personas que están en riesgo de exclusión social sean las protagonistas del libro, porque hay colectivos, como la diversidad funcional, que buscan la normalización; que nadie excluya a una persona por su pasado y recaudar fondos para la asociación.

 

¿Son reales las historias que cuentas en el apartado titulado «Historias inclusivas» o son pura ficción?

Todas las historias están basadas en hechos reales menos el relato de Soledad porque lo que quería trasmitir es cómo se monta una asociación sin ánimo de lucro o una empresa social y he querido, de una forma artística, contar la historia de la crisis de España.

 

En tu obra haces varias referencias a los Testigos de Jehová, un colectivo religioso que ha sido bastante criticado desde determinados sectores. ¿Guardas alguna relación con ellos?

Sí, lo que pasa que no puedo hacer mención porque ellos evitan los medios de comunicación

 

¿Por qué crees que son criticados?

Por sus creencias o costumbres, de hecho pedí permiso a un anciano de la congregación (es como un cura) para citarlos en el libro y me dieron permiso y me dieron las gracias.

 

Por último, según comentas en el libro, tienes una relación especial con el pueblo gitano. ¿Cómo es la situación actual de este colectivo?

Para darte respuesta sobre el pueblo gitano tendría que hacerte un estudio sociológico de sus necesidades y es algo que se sale de mis competencias, pero sí que es verdad que el pueblo gitano ha evolucionado favorablemente, pero también se ha visto muy perjudicado por la crisis.

Vallecas, zona roja. Tantas historias han surgido de ese maravilloso barrio popular de Madrid. ¿Cómo es la situación actual del barrio?

A ver, para que nadie supiera dónde viven las personas que me han aportado de sus vivencias y que yo he estado con ellas en ese proceso de inserción sociolaboral, he decidido poner Vallecas para preservar su intimidad y que las personas sepan que en Vallecas tenemos calles con escritores literarios como Pablo Neruda, es por eso por lo que se puso la zona roja en Vallecas.

 

Leticia Rodríguez. Biografía.

Contacta con nosotros



Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048