Ajuste de cuentas

Colección Relatos
Un libro de Chema Lugares

Tras una estancia prolongada en Londres, Chema regresa a Valencia donde hace tiempo que le esperan. Pero esta vez no viaja solo. Lo hace acompañado de personajes que le van saliendo al paso y otros que recupera de esa memoria que siempre nos asalta en los momentos más insospechados. El conjunto de todos estos relatos breves nos sumerge en un universo sarcástico, irónico, melancólico, nostálgico y, con frecuencia, irreverente.
Chema se sirve de personajes históricos como Enrique VIII, Fernando El Católico o Hernán Cortés para denunciar tanta arbitrariedad y tanta injusticia. Con ellos comparten página otros anónimos como O’Callaghan, Hipólita, Cristina o Vela, víctimas de una realidad impuesta que no pudieron combatir.
Les concede una relevancia que la historia les ha negado, y lo hace porque considera que es mentira que su situación sea consecuencia de sus propios actos. Esa es una consigna del pecado y de la culpabilidad que las jerarquías del ámbito político, económico, religioso y judicial han venido propagando machaconamente desde tiempos inmemoriales con el fin de atenazar el tejido social y pasear impunes haciendo y deshaciendo la historia a su antojo. Alguien debería advertirles que el silencio que es fruto del miedo o la cobardía, cuando estalla, lo hace con gran virulencia.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Biografía:

Chema Lugares, (José Mª Bastida, Elgoibar 1963), ha vivido largas estancias en San Sebastián, Pamplona, Londres y Valencia. Ha trabajado como pintor, camarero, mozo de hotel, técnico de limpieza de ascensores en unos grandes almacenes, modelo de estudio, comercial de cosméticos, comercial en empresa de Imagen Corporativa y funcionario, además de colaborar esporádicamente en algún que otro medio de comunicación.
A estas alturas de su existencia ha alcanzado varias conclusiones esenciales: que la sabiduría persigue al ser humano, pero este corre más; que una Licenciatura de Periodismo no certifica más que tu propia ignorancia; que puedes pasarte la vida viajando sin llegar a ninguna parte; y que, visto lo que nos aguarda, envejecer es un premio.
Su anterior libro “Son…sin Ser” (Ed. QVE 2012) concluía con un “…y callé para siempre” que parecía definitivo, pero la vanidad juega también sus cartas y resulta que lo de Chema era un farol.



Contacta con nosotros



Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048