El libro negro de Mr. Grosdanovich

Colección Novela
Quiero comprarlo
Un libro de Emilio Muñoz Risco

Nunca llegó a olvidar por completo la semana que estuvo alojado en el hotel. Una presentación dentro del agua difícil de olvidar, por lo insólita y extravagante, unas citas a las que no asistía para
más tarde comprobar que Heladio Grosdanovich jamás había estado hospedado allí.
¿Qué había de cierto en todo lo que relata en sus hojas amarillentas y descoloridas? Historias inquietantes, mezcla de ensoñacio
nes y realidad, que se confunden en un tiempo indefinido.
Las crónicas que narran las personas que están enfermas nunca son consideradas como verdaderas; la muchedumbre cree que un enfermo es algo irrecuperable y que siempre está desorientado.
Visitaba a su psiquiatra en los periodos concertados. Hacía lo que le indicaban y, sin embargo, hay algo conmovedor en su vida que no llega a cuajar en la forma de su comportamiento.
A través de sus relatos, nos muestra unos mundos diferentes que las personas normales no están acostumbradas a vivir. Uno es cuando dos encapuchados, amparándose en las sombras de la
noche, lo raptan y lo conducen por un Madrid repleto de vida hasta un recinto vacío a las afueras de la capital y le obligan a jugar a la ruleta rusa. No sabe cómo logra evadirse. O cuando dona sus órganos a una organización filantrópica para después tener que huir porque quieren que los ceda cuanto antes. O aquella de la que no se habla. Cosas que ya pasaron hace mucho tiempo. Que no se hable de esas cosas no significa que se puedan olvidar. Hay cosas que nunca pueden olvidarse. Heladio Grosdanovich no volvió, se perdió en la niebla, en el tiempo…

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Biografía:

EMILIO MUÑOZ RISCO nace en un mes de diciembre en Fuenlabrada de los Montes (Badajoz). Su infancia transcurre postrado en la cama de un hospital y hasta los diez años no comienza a caminar ayudado por una silla de tijera. A los once años dejó la escuela para trabajar en el campo. Con su humilde familia (el padre ha sido labrador, carbonero y albañil) se trasladan a la
capital en los años sesenta, cuando la vida en los pueblos se hace insoportable para aquellos que carecen de lo más elemental.
Su primera vivienda en el barrio de Tetuán de las Victorias es una chabola sin ventanas, sin luz, sin agua.
A partir de los dieciséis años, comienza su pasión por la escritura; lee Sinuhé, el egipcio, de Mika Waltari, y Siddharta, de Hermann Hesse. Y estos dos autores son los que más influyen en su determinación por los libros. En esa situación comienza su exploración por las letras, sus escritos se van acumulando en los cajones. Con el tiempo, algunos se pierden y otros se estropean. Los continuos cambios de domicilio son nefastos para las pequeñas cosas.
Al final, fija su residencia en Puertollano durante más de treinta años por motivo de trabajo. Hoy vive con su familia, es pensionista y es cuando vuelve a retomar su afición a la escritura.
Esta es su primera novela que ve la luz.
Cuenta con la experiencia de haber trabajado de marinero, ferroviario, emigrante en Suiza e incansable viajero por Europa



Contacta con nosotros



Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048