El séptimo capítulo

Colección Novela
Quiero comprarlo
Un libro de Augustyn Pelanowski

Este libro fue escrito en el año 2001 como el primero de los veintiséis escritos por ahora, hasta la fecha de hoy. Es una oración por la curación interna, por la sanación interior.
Lo que es más valioso, más preciado en nosotros, suele ser lo que no sabemos aceptar ni recibir. ¡Y justo este capítulo es digno del premio más alto! No de Nobel, ¡del cielo! Recibimos la recompensa, porque el juez supremo de la vida, con lágrimas en los ojos, encuentra en nuestras experiencias un parecido a sus experiencias. Y el juez supremo de nuestra vida será Jesús crucificado. En mi historia, Cristo es el presidente principal de la comisión, quien se
conmueve con lágrimas en los ojos y ve en nuestro vergonzoso Séptimo capítulo el parecido con su vida.
¿Recuerdas dónde lloró Jesús? Lloró frente a la tumba de Lázaro. Se conmovió profundamente y enterneció
viendo la tumba y a Lázaro, que había estado apestando, ya desde cuatro días, escondido entre las oscuridades de la roca. Se conmovió, pues vio el parecido consigo mismo. La tumba de Lázaro y la tumba de Cristo. Hermanas de Lázaro llorando y mujeres llorando delante de la tumba de Cristo. ¡Lo vio! Vio la muerte de Lázaro y su muerte. La resurrección
de Lázaro y su propia resurrección. Jesús vio un parecido con sus propias experiencias, que profetizó proféticamente…

Biografía:

Augustyn Pelanowski (primer nombre: Piotr, Pedro), nacido en Polonia en el año 1963, concretamente en Ostrowiec Świętokrzyski. Monje paulino y padre espiritual con más de treinta años de
experiencia. Escritor, autor de muchos retiros espirituales, predicador, publicista y autor de numerosos artículos en la prensa católica, sermones, folletines, comentarios bíblicos, homilías, charlas de radio, artista, pintor, autor también de sus audiobooks. Además, prestó su voz en el disco de la banda de música, y en el año 1994 apareció en una película polaca, Dzyń.
En Polonia, el Padre Augustyn es muy conocido en el ambiente cristiano. A través de él, Dios usa sus
extraordinarios talentos, dones y carismas. Es extremadamente dotado por Dios y extraordinariamente talentoso. Su valentía no le deja tener miedo de tocar temas difíciles y verdades incómodas, las verdades basadas en el único Evangelio —Evangelio de Cristo—, cuya palabra viva obra con su poder, tanto en el tiempo como más allá del tiempo, por lo cual
nunca ni cambia ni debe cambiar. Padre Augustyn proclama la palabra de Dios, vive
por su gran pasión a Cristo y gran amor por él. Su entrega en auténtica lucha por cada alma humana es muy compasiva y verdadera. A través del Padre Augustyn, muchas personas, incluso personas y figuras públicas, se han convertido y sanado. Todas las obras del Padre Augustyn son como escuchar
la voz de Dios, por lo que sus valores son invaluables. Tocan profundamente el corazón y el alma,
encendiéndolos con el fuego del Espíritu Santo.



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048