Galería de los secretos. Un universo vacío por un gozoso calvario

Colección Novela
Quiero comprarlo
Un libro de Hortensia Alcalá

Mientras el hombre Gigoló se fumaba un cigarrillo, sosegado y en calma, sin prejuicios ni miedos pasados, o arrepentimiento alguno, me dijo así: «Yo amaba a la diosa».
Así fue como él la nombró. Yo le pregunté ¡quién era la diosa! y comenzó a hablarme en el mejor y más natural del lenguaje del amor que más tarde le convirtió en lo que fue, además de artista. Él me dijo que al fin entendió la importancia del color del dibujo y su valor, y que lo dibujó en lienzo a lápiz y lo coloreó al óleo, con la mente y el alma, de color blanco, negro y rojo de cadmio, él así lo llamó: Un universo vacío por un gozoso calvario el cual le dio el nombre de Gigoló.
En tanto, su gran inspiración artística y personal fue aquella mujer que a él le dio la vida, y que la llamó su diosa, la cual más tarde: sillón mecedora de mimbre polvoriento, cojín de rosas. Vestido rojo de encaje, zapatos viejos en color rojo de charol. Cabello blanco, en melena rizada, enlazada con cinta de raso negro. En una mano, un viejo blog de dibujo y tres lápices de grafito muy desgastados, sostenidos en su regazo. Falda negra desgarrada con mugrientos lamparones. También varios folios arrugados por dibujos desechados de repetidos intentos hasta conseguir dibujar en lienzo. Un universo vacío, en el que solo ella en los últimos años se reuniría con sus recuerdos, bocetos, libros de arte, cajitas de lata con cochinillas dentro, que utilizó para pintarse y colorear el final de su existencia que plasmó, en rojo del cadmio, en su última obra titulada: Un universo vacío en color rojo del cadmio.

Biografía:

Hortensia Alcalá García
(Portaje, Cáceres, 1946)
En 1962, con quince años, viajo al País Vasco a buscar trabajo. No estudio debido a la situación del país en aquella época, mucha familia y poco trabajo. Con la jubilación a los 61 años será cuando me dé cuenta de cómo transcurrieron los mejores años de mi vida y, no conforme con lo vivido, un buen día improviso un estudio donde estar a solas y comienzo a escribir sobre lo acontecido desde la niñez hasta la vejez, incluyendo los principios y finales del terrorismo en España. Conociendo un poco más la pluma y el pincel, doy paso a la escritura y a la imagen para relatar y plasmar vivencias, topando de lleno con la poesía escrita y en lienzo al óleo. Con todo ello ,en 2018 decidí publicar un libro, pero no me quedé conforme con uno y en 2019 me animo a publicar este segundo.



Contacta con nosotros



Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048