Hierba Carmín

Colección Relatos
Un libro de Roberto del Río Meijide

Podría extrañar que la hierba que da título a estas páginas no ostentase en ellas gran protagonismo, salvo el de servir de contraseña para que un puñado de historias independientes se reúnan en un mismo punto. Y al revés, la misma planta en el libro -igual que en la naturaleza- brota por aquí y por allá, se la espere o no.
Simboliza su adaptación al medio: nace la hierba carmín en un relato de tema psicológico, de crítica del presente o de pura fantasía, sin ninguna preferencia por éste o aquél. Y nos sale al paso en los lugares más corrientes o más extravagantes, desde pies de muros y bordes de autopistas -sin olvidar humildes floreros-, hasta en unos ojos en los que se refleja o en unos dedos que tiñe del color del vino.
O salta en una conversación, da nombre a una calle, arde en un sahumerio o hierve en una cacerola de comida de guerra: por mencionar sólo alguno de los hábitats en que arraiga esta planta fabulosa; no en vano, mi favorita.

Biografía:

Refractario, por una extraña manía, a las reseñas biográficas, sólo diré de mí que soy un ciudadano de mundo, aunque de sólido parentesco con Pontevedra, que ya ha alcanzado la mediana edad (aquella en la que no te importa el qué dirán, según me han contado que ocurre a partir del medio siglo).
Y será paradoja, que todo lo que vislumbro hacia delante lo encuentro en el espejo retrovisor. A mi espalda, igual que ante mis ojos, me veo con papel y lápiz en la mesa de un café. Es lo que me pide el cuerpo -y la mente-, sin ningún reproche para la apasionante profesión que he ejercido, y en la que continúo, desde el lejano 89 del siglo pasado: la de psicólogo.
Toca, pues, atender a las otras vocaciones. Escribir, lo primero; aunque también pintar, cocinar y recorrer los campos en busca de plantas silvestres comestibles, esta última, tal y como están las cosas, una actividad -no diré profesión- de futuro.
¿Incursiones en la literatura? Una novela, Luna en los charcos, autoeditada en 2000, y un cajón repleto de ficciones. Mi propósito: vaciar el cajón.



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048