Historia nuestra, memoria nuestra

Colección Novedades
Quiero comprarlo
Un libro de Benito Acosta

Dice el autor en su prólogo: “Este trabajo no es una historia sistemática de la Iglesia, lo que sería un proyecto excesivamente pretencioso por mi parte y, por otro lado, ya es labor realizada por muchos más entendidos y a muchos niveles. Intento hacer un simple acercamiento, al latido del Espíritu, una conversación en familia con importantes historiado- res sobre nuestra memoria histórica, observando siempre por qué van ocurriendo la cosas, sin perder de vista dónde se hallaban a cada instante las comunidades de Jesús y cuáles eran las angustias, alegrías y esperanzas de los creyentes en medio de los grandes avatares históricos. Veinte siglos nos harían perdernos en un bosque, donde sería difícil fijar nuestra atención en los puntos clave de nuestra reflexión. Por eso, limito estas reflexiones al primer milenio. Soy consciente -¿cómo no?- de que, en los diez siglos que sucedieron al primer milenio, siguieron ocurriendo muchas transformaciones, pero las que serán objeto de estas reflexiones bastan para tomar conciencia de las dos importantes tesis que sostienen: 1ª) Los evidentes cambios acaecidos en el “aparato eclesial” durante este tiempo no son siempre lo que podíamos denominar un crecimiento positivo ni una evolución homogénea.; y 2ª) Lo que un día cambió demuestra que es susceptible de cambio, como los escolásticos decían: de facto ad posse valetillatio… No quiero decir que hayamos de volver al siglo I, sino al espíritu evangélico, traducido a nuestro tiempo”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Biografía:

Nacido en Zalamea de la Serena en 1937, entró en el Seminario de San Atón (Badajoz) el año 1952 y se ordenó presbítero el 7 de abril de 1962. Diferencias muy serias con el Obispo le hicieron pedir traslado a la diócesis de Málaga, donde vivió los mejores años de su vida como párroco de Mollina.
Actualmente está en una barriada de la periferia malagueña, Granja de Suárez, una parroquia muy peculiar y una experiencia de Iglesia muy difícil de comunicar en unas líneas. Ha sido tiempo de una extensa publicación de bastante material sobre el que venía trabajando desde que se ordenó.
Actualmente, sus mayores satisfacciones provienen de un trato muy cordial con emigrantes, sobre todo nigerianos, entre los que ha descubierto una gente encantadora de fe sencilla, de los que asegura que aprende mucho cada día. En su obra poética destacan entre otras: Lecciones de cosas, Cántico rodado, Costumbre de vivir, Itinerario, Humano tiempo, Estado de vigilia, y Cosmografía provisional.
La otra vertiente de su producción es el ensayo bíblico y teológico. Destacan aquí sus estudios sobre los Cuatro Evangelios y los Hechos (El evangelio de los Pobres; La obra de Lucas: El evangelio de la Misericordia y de Jerusalén a Roma; El Evangelio de la Fidelidad y el Evangelio del Testimonio. Estos ensayos están publicados en Editorial Manantial.



Contacta con nosotros



Please leave this field empty.

Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048