Lluvia de sentimientos

Colección Poesía
Un libro de Mª Antonia González Franco

El libro consta de 283 poesías . La autora utiliza la rima como un elemento llamativo del ritmo de los poemas. Se trata de poesías con un leguaje sencillo y capaces de atraer a cualquier público con una intensa sensibilidad, de forma que pueda ponerse en el lugar de los diversos sentimientos que desbordan a la poeta. En el interior del libro, se transmite algo fundamentalmente humano y existente en cada milímetro del planeta. Es el AMOR, una condición maravillosa para existir, y que afecta a lo más profundo de nuestro ser: La fibra de la sensibilidad humana.
A través de las diferentes poesías se van desmembrando engaños, frustraciones, ilusiones, pasión, decepciones, alegrías, dramas … a todos los niveles y facetas del amor. Por tanto, durante el libro se derraman incesablemente, emociones, sentimientos y estados de ánimo por los que ha ido pasando la autora a lo largo de su vida. Hay un sentimiento claro que permanece de forma inevitable, que se descubrirá fácilmente si nos sumergimos en las rimas. Todo lector/a empatizará con esta lluvia de sentimientos, ya que además seguro que alguien habrá pasado por algo similar. Por lo que la autora, habrá conseguido llegar al más sensible sentimiento: El alma.

Biografía:

Desde muy pequeña tenía mis dotes poéticos y hacía mis “pinitos”. Cuando salía, iba por las calles y me salían de golpe mis poemas. Así que, salía corriendo para la casa para escribirlas porque eran muchísimas las que me venían a la mente. Algunas las tenía en la memoria pero como eran tantas, se me olvidaba. Decidí llevarme un lápiz en el bolso.
Estuve en la escuela de comercio, pero todo fue un fracaso, no era buena alumna. Solamente pensaba en escribir y escribir. Y se lo enseñaba a mis compañeras. Como también me gustaba el teatro, reunía a mis compañeras en el recreo y hacíamos teatro. Me lo tomaba muy en serio, y si algunas de mis compañeras se reía, le decía “fuera” y que no servía, ya que había que tener dotes y sentirlo. Pero con el tiempo se me pasó lo del teatro, porque antes no era como ahora, que te podías ir a Madrid. A mí no me dejaban y era yo muy madrera. Por una cosa o por otra, no se llegó a nada y me aburrí. Me dediqué a hacer mis poemas para mí. Con el tiempo me eligieron reina de la poesía, fue mi gran ilusión. Dº Diego de Campoy era un hombre bueno y generoso. Ayudaba a los que sentían la poesía. Hice también mis pinitos de anuncios en el cine y como modelo de fotografía. Y un productor de la tele, me quiso llevar a Madrid, pero el destino se torció y mi madre me lo impidió. Cuando me casé, me fui a México y allí, pude trabajar como auxiliar técnico dental, y conocí a personas maravillosas. Además de tener la oportunidad de trabajar como modelo. También pasé por etapas muy duras en México. Pero ahora estoy feliz, tengo a mi hija y a mis nietos, que son lo más grande de mi vida, junto con mi libro que he escrito, que es mi gran ilusión. Todo lo que escribo y he escrito son mis sentimientos y mi verdad. Todo lo que llevo adentro es realidad.



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048