Mis memorias

Colección Novela
Quiero comprarlo
Un libro de Rafael Gómez León

Sin ninguna pretensión literaria. Sólo deseo reflejar mis vivencias y mis sentimientos en estas mis memorias escritas, que forman parte de mis recuerdos, pero muy especialmente de las personas que ya no existen: Conchi, mis padres, mi abuela, mi tío Manuel, mi suegro o Carmeli. Mi detención de 52 horas en el año 1968 me hace comprender lo que han pasado tantos hombres y mujeres que han estado años en la cárcel por conquistar la libertad. Batallé con pasión hasta en la enfermedad, como cuento en el libro. No quedaron secuelas, pero podían haber quedado. Batallas como la huelga de las mil viviendas de La Paz en 1969 y la de los pisos de Santa Cruz, o las experiencias de la emigración en Alemania y la de haber administrado durante cuatro años mi pueblo, junto a otros camaradas, cuando fuimos elegidos democráticamente en 1979. También, como se muestra en la foto de esta contraportada, mi amistad con Santiago Carrillo. Fue la última vivencia con él en su casa de Madrid. Muy satisfactoria como todas las anteriores. Tengo la satisfacción de que la mayoría de las personas que me acompañaron en todas esas batallas sigan siendo hoy mis amigos y amigas. Lo hago para dejar a mis nietos, si vienen, mis experiencias. Para liberar mi mente de tener que recordarlo todo cada día, y así evitar olvidos. En fin, para que lo leáis y me deis vuestra opinión.

Biografía:

Rafael tiene ya 69 años, una edad que permite mirar por el retrovisor y ver lo que ha quedado en el camino y en el camino hay esfuerzo, sufrimientos y algunas alegrías porque, además de luchar por una sociedad mejor para todos, había que sobrevivir, trabajar y criar hijos. Rafael ha sido un trabajador nato que ya sea como autónomo o como asalariado le ha visto la cara al esfuerzo desde niño. Joven emigró a Alemania y desde aquella emigración hasta su jubilación ese esfuerzo nunca ha cesado. Trabajar para sobrevivir, nunca estuvo en su ideal la riqueza ni pretensiones de altos vuelos, es persona sencilla y así ha sido siempre su comportamiento. Rafael llegó a gobernar en el municipio, siendo parte importante del primer Ayuntamiento democrático de La Rinconada, junto a otros compañeros (uno de ellos mi hermano, que fue el Alcalde) y lo hizo con la entrega total a sus ideas y principios de honestidad y honradez. Gobernar un ayuntamiento recién salido de una dictadura, todavía sin leyes democráticas, con muy poco dinero, sin experiencia anterior y afrontar los difíciles problemas que se plantearon en aquella época de inicio de la democracia, fue todo un mérito que algún día se reconocerá. Hoy al publicar estas sencillas memorias la constante de su vida queda aquí reflejada. Antonio Iglesias Rodríguez, amigo, compañero y camarada



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048