No venimos del latín

Colección Investigación
Un libro de Carme Jiménez Huertas

Se nos ha dicho que las lenguas romances derivan del latín y que son el resultado de la degeneración del latín vulgar. Su formación se explica a través de complicados procesos evolutivos. Sin embargo, ¿qué sucedería si las causas del cambio lingüístico, atribuidas a influencias externas, pudieran explicarse desde la escritura ibérica? Las primeras evidencias de los romances nos muestran una lengua oral plenamente desarrollada que tiene características afines con las lenguas actuales pero que presentan una rotura con el latín: ni la fonética, ni los conectores, ni la sintaxis son latinas. Y, misteriosamente, algunas de estas características son ibéricas.
Mientras se conoce casi todo sobre el latín, la escritura ibérica, que dejó más de dos mil textos epigráficos, se ha ignorado y no forma parte de los estudios filológicos universitarios. Quizá por ello, en pleno siglo XXI, sigue sin descifrar.

Descubre algunas reseñas de este libro

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Biografía:

Carme Jiménez Huertas (Sant Just Desvern, 1958) estudió Filosofía y Letras en la Universitat de Barcelona y Filología Catalana en la UOC, especializándose en lingüística y tecnologías de la lengua. Es Practitioner en PNL. Durante más de quince años ha dirigido una empresa propia de comercio internacional lo que la llevó a cursar un máster en Cooperación y Proyectos de Desarrollo. Es escritora e investigadora con diversas obras publicadas. Imparte charlas y talleres sobre lenguaje, procesos cognitivos, patrones de conducta y gestión de las emociones. Una de sus pasiones es la lengua y la cultura ibérica.



Contacta con nosotros



Please leave this field empty.

Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048