Progreso en el siglo XXI

Colección Investigación
Un libro de José María Gil Escudero

Suele existir una disconformidad constante en los individuos y los distintos grupos sociales, a veces crónica e irreversible, generadora de estados de ansiedad constante que impide ver las soluciones a nuestro alcance en pro de un progreso normal, tanto individual como socialmente entendido. Los problemas que diariamente nos acechan precisan, en no pocas ocasiones, un nuevo enfoque en su tratamiento, generalmente a partir de uno mismo, y, más adelante, recurriendo a cuantos legítimos auxilios externos estén a nuestro alcance. Resumiendo, el progreso empieza, normalmente, en cada uno, y a partir de nosotros hacia cuantos nos rodean, desde una perspectiva analítica de autorreconocimiento psicológico y compromiso pedagógico constante.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Contacta con nosotros



Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048