SEGURIDAD VIAL

Colección Docencia o aprendizaje
Quiero comprarlo
Un libro de Emilio Miguel López Laorga

Los que disfrutamos ya de la tercera juventud, como es mi caso, hemos vivido la evolución del automóvil. Antes, a mediados del siglo pasado, había pocos vehículos a motor y no desarrollaban altas velocidades. Tampoco tenían tantas prestaciones en lo referente a seguridad, cuando no les fallaban los frenos, harto frecuente, eran los neumáticos o cualquier mecanismo fundamental.
Ha cambiado todo. Hoy los coches son muchos, muy fiables, más veloces y se hacen necesarias otras normas de circulación de las que ayer se prescindía
Las señales de circulación, hace sesenta años eran muy pocas y solo se encontraban en las carreteras principales. Según aumentaron los coches, hicieron falta más señales y en más lugares, no solo en las carretas, también en las poblaciones, siendo obligatorio conocer su significado a los conductores, pero tampoco deben ser ajenas a los no conductores, a los peatones.
Los conductores manejan máquinas que sin el debido control pueden ser peligrosas. ¿Y los peatones? Los peatones deben saber también que los vehículos no están exentos de peligro.
LA SEGURIDAD VIAL no es solo poner señalizaciones en calles y carreteras, es conocerlas y respetarlas.

Biografía:

Emilio Miguel López Laorga
Vivo en El Espinar, Segovia, desde hace más de catorce lustros. Tengo ocho hermanos, otros tantos hijos y catorce nietos, de momento. Intentaré escribir al menos un libro por cada nieto, con este, alcanzo la mitad.



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048