Siempre es tarde para el lamento

Colección Novela
Quiero comprarlo
Un libro de Carolina Vega Quilez

Después del suicidio de Laia, tras haber sufrido acoso escolar, dos muertes relacionadas, la del director del instituto, y Jaime, un compañero de clase, despiertan la curiosidad de una periodista de investigación. Ella vive desde el principio la pesadilla que envuelve la tragedia de Laia y, aunque solo pretende continuar con su vida y consagrarse como reportera, sobrevivir y destacar ya no es suficiente. Se le presenta la oportunidad de cambiar las cosas, y se lanza a la búsqueda de la verdad para encontrar algo que jamás había imaginado. La sangre, los gritos de angustia y la desgracia con la que día a día convive, llevan a esta mujer a padecer una enfermedad que está convirtiéndola en una persona muy desequilibrada. Un asesino recorre las calles de Arenza, un pueblo cercano a Madrid. Arantxa, la periodista encargada de un reportaje sobre el bullying, no descansará hasta saber todo lo ocurrido. Hay una tragedia silenciosa que se está desarrollando hoy por hoy en nuestros hogares y que concierne a nuestras más preciosas joyas: los hijos. La autora refleja fielmente este drama actual, desarrollando una intensa trama que habla sobre la lealtad, el silencio y la venganza. De ahí, que sea una novela compuesta a partes iguales de culpa, rabia y amor. Los rasgos que identifican esta novela son una investigación convincente, personajes con vida propia y un lenguaje directo a los sentidos, en un mensaje que verdaderamente despierte la atención de la sociedad, para que nos tomemos este problema más enserio. Por eso, en estas páginas se plantea: ¿Por qué las noticias que se publican no incluyen nunca las causas que provocan el acoso? No obstante, la autora omite las suposiciones, las conjeturas, pese a que nos enfrente a una realidad social y educativa que parece que conviene mantener oculta.

Biografía:

Carolina Vega Quilez (Torrejón de Ardoz, 1975). Relacionada siempre con el mundo de la seguridad, en tanto que sus comienzos en el mundo laboral se encaminaron directamente a la profesión que más tarde desempeñó, ejerciendo como directora de seguridad de grandes y distintas empresas. Máster en Dirección y Protección del Patrimonio y diplomada en Magisterio, dejó el mundo empresarial para dedicarse a la escritura, desde la cual realiza sus reivindicaciones respecto de los cambios necesarios a adoptar para subsistir como sociedad saludable. Dedica su obra esta vez al acoso escolar, tan presente en nuestras vidas y, por desgracia, tan impredecible. Si se sospecha que la literatura tiene el efecto de intervenir en el campo de las emociones, esta novela es, sin duda, la que corrobora esta afirmación; lo confirma. Ya había abordado distintos temas que ensucian el devenir de la sociedad actual: machismo, violencia de género, homofobia, corrupción… Pero en esta obra, puede advertirse el compromiso de la escritora con la esperanza por el cambio. Sin la malsana costumbre de dar consejos, incide sobre situaciones que podemos cambiar antes de que sea muy tarde para curarnos. Utilizando la literatura, una vez más, para contrarrestar los efectos de la indignación.



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048