‘Dueña de su destino’, una novela de la vallisoletana Elena R. Nistal, perfecta para desconectar

Se trata de una novela apta para todos los públicos en la que cada lector, dependiendo de su rango de edad, experimentará sensaciones muy diferentes y positivas.

                                    

CÍRCULO ROJO.- Los caminos de la vida son inescrutables. Nadie sabe cuál será el siguiente paso, ni hacía dónde le llevará su destino. Algo así es lo que describe, Elena R. Nistal en su novela, ‘Dueña de su destino’ que tal y como ella la describe, es una obra perfecta para perderse entre sus páginas. “Una vez empiezas a leerlo te permite meterte dentro de la historia y querer seguir avanzando en ella, se trata de una lectura ágil, cómoda. Que te ayuda a evadirte”, añade ella misma.

 

Publicada en Círculo Rojo Grupo Editorial, el lector va a encontrar una experiencia en todo el esplendor de la palabra. “La gente joven hallará una versión de sí misma. Podrán reconocer su entorno, sus amigos, sus experiencias, bajo otros personajes. La gente más mayor, y me refiero a mayor de verdad, volverá a su juventud. Como me dijo una lectora de más de ochenta años: ‘me has hecho rejuvenecer más de cuarenta años. Porque yo también fui joven una vez’”, explica la propia autora.

 

Así, Elena, invita a sus lectores a sumergirse en esta novela que promete, como poco, hacerles pasar un buen rato.

 

SINOPSIS

Cris acaba de terminar sus estudios de dirección de empresa y se enfrenta a su primer trabajo como re­laciones públicas en él Santa Cecilia, el hotel más importante de su ciudad. Pero no solo encontrará un empleo; vivirá una intensa historia de amor que le ayudará a olvidar los miedos del pasado y a vivir su sexualidad como nunca lo había hecho.

 AUTORA

Elena R. Nistal nace en Valladolid en 1978, siendo la cuarta de cinco hermanas. Trabajado­ra, entusiasta y apasionada, comienza a expre­sar sus sentimientos a través de la poesía que escribe para su familia. Según va creciendo, sus poemas se hacen más íntimos y personales.

Es, a raíz de la cuarentena, cuando decide ini­ciarse en la novela.

Confiesa que escribe por impulsos. Cuando una idea le viene a la cabeza, deja lo que está haciendo para darle forma. Ya puede estar co­cinando, descansando o haciendo deporte. Es de esta forma como ha escrito la mayor parte de sus poemas. Esta primera novela nace de igual manera. Y espera que esa inspiración le acompañe muchas novelas más.

Contacta con nosotros



    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048