La reconocida autora Silvia Savall nos cuenta cómo ha cambiado su vida desde que se embarcó en la aventura de la autoedición

La ganadora del premio poesía 2018 de Editorial Círculo Rojo nos relata los motivos que le llevaron a publicar sus cinco poemarios.

Silvia Savall nació en París, aunque actualmente reside en Valencia. Se define a sí misma como una mujer emprendedora y luchadora que encontró en las letras un refugio con el que escapar de su propia timidez y comunicarse con el mundo. Sus obras son la marca de su propia vida. Actualmente regenta una cafetería en la que realiza sesiones de micro abierto para dar voz a la literatura, a través de la cual, nos abre la puerta de sus pensamientos y nos cuenta su historia e inspira a otros a conseguir sus sueños.

El camino de esta reconocida escritora, comenzó en 2012 cuando empezó a escribir en una página literaria. <<Allí encontré mi vocación y comencé a crecer poco a poco leyendo poesía. Me motiva el que pueda transmitir lo que siento, aunque no es fácil escribir y llegar al lector>>, confiesa. Gracias al apoyo de sus amigos se decidió a publicar su primera obra, ‘Las palabras que me faltan’, más tarde, ‘504 horas contigo’,  ‘Donde todo se ve’, con el que logró el primer premio de poesía de Círculo rojo.  ‘Géminis’ y su nueva obra, pero no la última,  ‘De tú a mí’.

Tras cinco poemarios publicados y uno nuevo en camino, Silvia revela que la diferencia de cada una de sus obras radica en su propia experiencia vital. <<En mi primer poemario ‘Las palabras que me faltan’  y en el segundo ‘504 horas contigo’, quise reflejar un momento de mi vida en el que el amor me hirió de muerte. No así como en el tercero ‘Donde todo se ve’ en el que todo cambió de manera positiva quedando reflejada esa alegría  en cada uno de mis versos. ‘Géminis’ lo defino como un resumen de mis cincuenta años, donde la poesía protagonizó gran parte de mis días. Por último y no por ello menos importante, ‘De tú a mí’ me ha hecho conocer el lado más profundo de la gente que me rodea. Sus historias son una lección de vida, pues solo con mirarnos a los ojos puedo llegar a entender cómo se sienten. Ha sido una experiencia maravillosa>>, describe.

Después de todos estos años de dedicación a la poesía, para ella la literatura y el arte de escribir siguen siendo el modo de contar al mundo lo que siente, lo que cree, aportando así su pequeño granito de arena, ya que como ella misma defiende, <<la poesía tiene la excelencia de poder leerla varias veces y en cada una sentirla de una manera distinta, sobre todo cuando escribes sobre multitud de temas>>.

Silvia anima a todos aquellos que sueñen con dedicarse en cuerpo y alma a su sueño a que <<salten del paracaídas>>. <<Para dedicarse a la escritura hay que leer, solo de este modo se podrá publicar en un futuro, la lectura es primordial. Los sueños se hacen posibles y a veces hay que tirarse del paracaídas para poder realizarlos. Los animo, es una sensación maravillosa el ver tu nombre en la portada de un libro y que puedas tocar el corazón del lector>>, sentencia ella misma.

 

 

 

Contacta con nosotros


    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048