Cuentos desde la orilla

Colección Relatos

Quiero comprarlo
Un libro de Luis Julio González Platón

Cuentos desde la orilla recoge una serie de narraciones que fueron naciendo a lo largo de casi veinte años en diferentes lugares y con diferentes estilos. Algunos fueron premiados en modestos concursos literarios de diferentes localidades castellanoleonesas, y otros, curada afortunadamente ya en el autor la febre de los premios, no recibirán más premio que el que van a tener ahora cuando tú, amigo lector, tengas la gentileza de leerlos. No esperes grandes alardes literarios; no esperes deslumbrantes y novedosas técnicas narrativas ni «modernidades», porque estos cuentos están contados como se contaban las historias en los poyos de las puertas de los pueblos castellanos, con la sencillez de las viejas historias que los pastores se contaban en torno a la hoguera y con la paz hogareña de las lumbres bilbaínas y las zapatillas de cuadros. Sería bueno que los leyeras al frescor de la noche de verano, con un horizonte de chicharras sonando en la eras y el ladrido lejano de un perro en alguna alquería lejana de esas que guardan el vino clarete en sus bodegas maternales y frescas. También sería conveniente que te acompañaran en su lectura el manso correr del agua de una acequia y la música del viento en las ramas de los chopos.
Sé que es mucho pedir, pero hay que intentarlo

Biografía:

El autor nació en Chamartín de la Rosa, antiguo caserío que es hoy el barrio madrileño de igual nombre – pero sin la rosa-, y en cuyo palacio de los duques de Pastrana
pernoctó Napoleón en su avance hacia Madrid. Es licenciado en Filología Clásica por la Universidad Complutense y ha trabajado como profesor de lenguas clásicas en Ávila, la santa ciudad de las yemas y de la Santa; en Palencia, la ciudad de Tello Téllez de Meneses y del Cristo del Otero; en Cuéllar, villa de los encierros y de Alfonsa de la Torre con su nieve en los rosales; en Olmedo, la ciudad no sólo de Alonso Manrique, el lopesco Caballero, sino de Jerónimo de Alderete y Mercado, Bartolomé de Ochaita y Sebastián de Cotes y, en estos días que corren, en la muy noble villa de Tudela de Duero, en donde el río homónimo se deleita con sus espárragos y se ríe con las gracias de Juan Rana, el actor hizo más amable la vida a los castellanos del Siglo de Oro. Es autor de una novela de viajes, El camino del Duero, en la que también dedica varios capítulos a Boecillo. Tiene publicados cuatro poemarios y ha traducido a Ovidio, Cicerón y Virgilio además de autores franceses, alemanes y portugueses. Le gusta la música, la lectura, la fotografía y las corbatas de Unquera mojadas en leche de las Asturias de Santillana. Vive en Boecillo con su familia y cabalga, todos los domingos y
fiestas de guardar, con su caballo Bodeguero.



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048