Silbar al revés

Silbar al revés

Colección Poesía

Los poemas son los hijos de un velero chico y blanco,

cuyo viento silba a veces colores cual versos parcos.
Los desafío en ocasiones,
hago trampa, los engaño.
Me coloco al revés, hago el pino,
boca abajo o hacia un lado,
para silbarlos eternos
pero soplarlos cambiados.
Que locos se vuelvan jugando a ponerse en su sitio un rato.
Donde toque rojo, que fuerte silbe morado.
Donde rotundo negro, el más deslumbrante blanco.
Donde verde, silbe Sol, como amarillo obstinado.
Y el azul infinito, de los mares más lejanos,
que eterno silbe si quiere,
por salpicar corazones
de leña eterna empapados.
Que aventen pues todos juntos.
Que se abracen bien mojados.
Que se silben hacia adentro
si hacia afuera se han cansado.

Contacta con nosotros


    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048