vidas-inimaginables

Vidas inimaginables

Colección Novela

Un libro de José Antonio Fernández García

Nunca antes me había dado por escribir un libro, y si en esta ocasión he empezado mi pequeña andadura como escritor, lo he hecho por lo interesante que siempre me pareció la vida familiar, tanto por parte de mi padre como de mi madre, pues todos ellos se ganaban la vida trabajando en el circo. Desde no sé exactamente qué época, en la que iban por esos mundos de Dios haciendo títeres por las calles y cosas que, por lo común, nadie es capaz de hacer, pues requieren sacrificio y dedicación exclusiva constante.

Por esta razón, titulo así mi obra: Vidas inimaginables, por la vida tan sacrificada y difícil que tuvieron y que, generalmente, no te sueles encontrar a diario, personas que dan espectáculo y que esperan, al mismo tiempo, ser recompensadas por ello. A esto le sumamos la Guerra Civil que, por diversos motivos, obligó tanto a la familia de mi madre como a la de mi padre a mudarse para poder vivir. La guerra, la batalla y la barbarie habían vuelto locos a muchos españoles que eran capaces de enfrentarse y matarse con sus propios hermanos por defender unos ideales que no lograrían nunca satisfacer al lado contrario y que, finalmente, acabaría ganando el más fuerte.

Han sido muy significativos para la redacción de este libro los testimonios dados, sobre todo, por mis padres: los lugares que me contaron, donde vivieron con sus familias y el peligro que tuvieron durante la guerra, así como multitud de anécdotas que han sido fundamentales para la realización de esta obra tan interesante, que, de una forma u otra, siempre se podrá añadir a la historia del mundo del circo, al menos, ese es mi deseo.

Biografía:

JOSÉ ANTONIO FERNÁNDEZ GARCÍA
nació en Madrid, allá por el año 1961, en el seno de una familia de titiriteros, familia que se ganaba la vida a base de sudor y sacrificio recorriendo caminos y pueblos dando un espectáculo de circo. Su familia ya hace años que se retiró, y él nunca llegó a dar esos saltos mortales que daban sus hermanos ni llegó a subirse en un trapecio para ganarse la vida, por haberse retirado su familia ya antes del
oficio y haber sido él, después, policía hasta su reciente jubilación. Ya ves, lo que es la vida, su profesión no tuvo nada que ver, ni muchísimo menos, con la profesión familiar de artistas de su familia durante algunas generaciones. Hoy en día, intenta compartir su vida entre escribir, tratar de aprender a tocar esa guitarra que siempre se le resiste y conjugar todo ello con la vida familiar, vida
esta última siempre tan interesante que debes procurar darlo todo por ella.



Contacta con nosotros



    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048