Caprichos del toreo

Colección Relatos
Quiero comprarlo
Un libro de Rosa Mª Román Casado

Un torero lo que espera es cumplir su sueño en “El triunfo de una tarde”, aunque eso lo puede llevar al “Infierno o la gloria”, ya que no le importa perder su vida o, sin más, convertirse y pasar a ser una “Leyenda viva” porque lo único que conoce es el mundo del toro. Muchas veces, son los niños y niñas los que desde pequeños quieren transformar sus pasos en “Andares de oro”, no obstante, las “Dueñas en el olvido” siempre estarán ahí en el papel del silencio. Al seguir adelante, nos remontaremos a “La Edad de oro del toreo” que nos llevará a admirar la época de mayor esplendor de la tauromaquia. Y como en todas las artes, aparecerán las luces y las sombras que descubrirán en “La suerte de varas” la bravura del toreo. Hay muchas partes en juego en una tarde de corrida que desvelan “Sentimiento y emoción”. Sin embargo, en la actualidad muchos se preguntan, ¿qué va a pasar con el mundo del toro? Quizá vamos “Hacia un destino incierto”, donde pocos tienen la inteligencia, temple y valor que marca con sello propio a “Los dueños del secreto”. Esto nos lleva a plantearnos, ¿cómo está cambiando el mundo del toro? o acaso ¿es difícil ser torero?, pero mientras haya vocaciones habrá “Jóvenes e inocentes sueños”, que despierten “Sensibilidad y sentimiento”. En cualquier caso, siempre hay una “Parte de atrás del palco” donde rige un reglamento. Al final de la temporada, toca hacer análisis y reflexión de las “Vivencias de un torero”. También se recuerda a los legendarios de la reciente historia que, al observar sus retratos, dejan ver “La soledad en la cumbre”. Y al final del todo, continuamente aparecerán “Las sombras del miedo, por la falta de afición”.

Biografía:

Rosa Mª Román Casado (1981, Almería). Aficionada desde niña al mundo del toro, gracias a la pasión inculcada por sus abuelos maternos. Fue observando, escuchando, aprendiendo de ellos y viviendo esas primeras e inolvidables tardes de toros. Quedaba entusiasmada por cómo le transmitían y hacían sentir lo que en el ruedo acontecía y esperando cada año con emoción que llegara la feria taurina de Almería para ir a sacar los abonos y continuar sintiendo esa pasión. Asimismo, recuerda las tardes de domingo, sentada en el porche con la radio escuchando las retransmisiones de las corridas y comentando lo que tenía que imaginar. Así fue como surgió su entusiasmo por este mundo que la envolvió y que la inspiró a escribir sus primeras líneas sobre la tauromaquia, empezó como un juego de palabras que intentaba rimar. Más tarde se convirtió en “la niña de la peña” que, en un primer momento, pasó desapercibida, ya que todos pensaban que los verdaderos aficionados eran sus padres, que la acompañaban. En ese tiempo, conoció a aficionados, periodistas, toreros, ganaderos, novilleros y continuó creciendo su afición. La lectura, las charlas, los coloquios semanales, las conferencias, las visitas a las ganaderías, incluso cursos de tauromaquia la hicieron enriquecerse y querer descubrir más, hasta el punto de ir a apuntarse a la escuela taurina… Todo, sin dejar de lado sus estudios de Magisterio y Psicopedagogía, que la han hecho sentirse realizada impartiendo clase a niños de primaria. Desde que formó una familia, ha dejado de vivirlo tan de cerca, pero con este libro, que para ella es un capricho, quiere volver a acercarse a la tauromaquia y ahora ser ella la que inculque a sus descendientes esa ilusión por el mundo de los toros.



Contacta con nosotros



Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048