El pincel y la pluma

Colección Poesía
Quiero comprarlo
Un libro de José Luis Posa Lozano

Tras publicar Versos acantilados me decidí a afrontar un nuevo reto, un poemario que rompiera las reglas, un libro en el que el pincel y la pluma compartieran un lecho donde engendrar paisajes de belleza perturbadora.
Mara Ángeles y yo nos pusimos a trabajar codo con codo, ella eligiendo sus mejores pinturas, y yo escribiendo nuevos poemas para completar una obra inédita. La selección fue ardua, elegir lo mejor de ambos mundos y buscar a cada uno su contrapunto, su pareja ideal, para enmarcarlas cara a cara en las mismas páginas, no fue tarea fácil.
Tuvimos una dificultad añadida, había poemas que no cabían en una página, el reto consistía en que la pintura y el verso quedaran encarados y para no amputar ninguna estrofa, tuve que reconstruir la versificación respetando el
ritmo y la métrica de cada uno de ellos. El trabajo fue complicado, pero con la dirección, la corrección de textos y la inspiración de Gloria, mi esposa, creo que hemos conseguido cuadrar el círculo.
Mara Ángeles y yo os agradecemos el cariño con que habéis acogido a nuestro recién nacido y esperamos que os haga compañía y os regale esos momentos mágicos que solo el arte puede proporcionar.

Biografía:

José Luis Posa, natural de Barcelona (1.951) tiene sesenta y cuatro años, pero dice llevar veinte años de atraso porque quisiera saber mucho más de todo. Escritor precoz, comenzó a escribir con catorce años tras leer a Bécquer en Rimas y Leyendas, rebelde y romántico, enseguida se introdujo en la «poesía social» con poemas inspirados en Miguel Hernández y en Celaya, autor este último que le cambió su modo de ver la literatura desde que leyó «La
poesía es un arma cargada de futuro”. Un periodista de prestigio, le alejó de su sueño de ser un profesional de los medios cuando le dijo: «Si elijes ser periodista en una dictadura,
o serás cómplice o serás mártir, y tu no tienes madera ni de lo uno ni de lo otro». Tras comenzar ingeniería, se incorporó a la empresa familiar y concilió su trabajo con sus aficiones a la escritura y su amor por la música con alma, escribe poemas como una necesidad visceral, sin elegirlos, pues ellos le elijen a él, piensa que el poeta es un médium que utiliza resortes especiales para expresarse y manifestarse.
Cree en el hombre, en la humanidad y en el dios cósmico de la armonía universal y
afirma que el cielo y el infierno están en las profundidades de nuestro corazón. Tras el
éxito de “Jardines descolgados” nos sorprende con sus “Lenguas de fuego” cien soplos de poesía candente, y esto no ha hecho más que empezar.



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048