Charlamos con Carlos Sampedro, autor de la obra Tiempos difíciles, publicada recientemente por Editorial Círculo Rojo

¿Qué hay de real en esta obra, aparte del contexto histórico en el que se desarrollan las acciones pretéritas?

Como bien se hace referencia en mi página web, www.carlossampedro.com , hay un 90% de ficción en la misma. En referencia al periplo del personaje en la División Azul, la mayoría son datos reales. Sin una mezcla de ambos, la historia perdería fuerza.

¿Qué opina del debate actual sobre la memoria histórica y sobre el revisionismo de hechos luctuosos del pasado como la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial?

Vaya por delante que es un tema en el que respeto profundamente la diversidad de opinión. Por desgracia, nuestra sociedad nos enseña diariamente que se mantienen vivas las dos Españas. Lo vivimos continuamente en los medios, en la calle… Está claro que es algo que vende, y mucho, pero, desde mi punto de vista, creo que estamos perdiendo la oportunidad histórica de reparar el daño profundo que dichos hechos han provocado y que han marcado tanto nuestro pasado reciente como nuestro presente. Sigo sin entender que no seamos capaces de pasar página, por muy difícil que sea, y que no intentemos poner la primera piedra, retomar la cordura y que entre todos, de una vez, pensemos más en el bien común que en el propio. No creo que sean tiempos en los que sea más importante retomar o avivar ese debate frente a los graves problemas a los que nos enfrentamos en la actualidad. Sirva de ejemplo esta pandemia. No me parece apropiado que no se reme en la misma dirección como una sociedad fuerte y conjunta para afrontar las nuevas dificultades que la vida nos plantea. Personalmente, en cuanto a retirar todos los símbolos de etapas convulsas… no me imagino a nadie pidiendo que tiren abajo los vestigios del Imperio romano, a pesar de haber machacado a los pueblos de casi toda Europa. Por esa misma regla ¿se imaginan que ahora alguien quisiera tirar la Alhambra de Granada? Carece de sentido alguno. A mí no me molestan los símbolos. La Historia está y debe estar ahí para aprender, sacar lo positivo de ella y no caer en los mismos errores.

¿Cómo fue el proceso de escritura y documentación de esta novela, repleta de información histórica?

El proceso fue muy complicado, ya que tenía que acudir a las bibliotecas fuera de mis horas de trabajo, en los días libres, incluso en las vacaciones, y escribir en un portátil por las noches. Descansar una media de cuatro o cinco horas diarias, leer y releer los mismos libros o documentos varias veces, familiarizarme con nombres de armas, lugares y palabras en alemán… fue agotador. Pero al mismo tiempo fue satisfactorio porque veía los avances a través de preguntas que me formulaba en papel antes de cada sesión de estudio.

¿Cómo recomendaría Tiempos difíciles a sus potenciales lectores?

Creo que es una novela ágil y de fácil lectura y entendimiento, que no pretende enfrentar, sino todo lo contrario. Lo entenderá quien la lea, ya que el personaje principal se ve envuelto en unas circunstancias que le llevarán a comprender que lo importante no es estar en uno u otro bando, sino las personas, por encima de las ideas o banderas.

¿En qué género calificaría Tiempos difíciles

Narrativa histórica.

¿Se atrevería con otro género literario? 

Por supuesto. El dramático también es un género llamativo.

¿Algún proyecto en ciernes?

Actualmente estoy escribiendo una obra de teatro cómica y acabando de componer lo que será mi tercer disco musical, tras Noches sin dormir (2012) y Algo siempre queda (2016)

¿Cuáles son tus principales influencias literarias, filosóficas y artísticas?

Las literarias podrían ser Pérez Reverte y Alberto Vázquez Figueroa.

En cuanto a influencia filosófica, exactamente no sé dónde encuadrarla, pero recuerdo unas palabras del malogrado ex jugador de baloncesto Kobe Bryant que repetía hasta la saciedad… «Usar lo negativo (derrotas, desafíos y presión) como oportunidad para mejorar y nunca bajar los brazos. Insistir, insistir e insistir». Esa es mi filosofía de vida.

Artísticas, me quedo con los grandes cantautores de siempre y con la belleza de los cuadros de Velázquez.

¿Ha recibido ya algún feedback de los primeros lectores?

El más frecuente es que se hace corta. Imagino que eso es una buena señal.

¿Quién es? 

Una persona normal que disfruta de su pasión desmedida por la Historia y el mundo de las Artes, tratando de no molestar ni invadir el espacio de los demás.

 Carlos Sampedro (Ponteareas, 1975)

Tras 25 años como cantautor y compositor, etapa en la cual ha creado más de 170 temas musicales y publicado dos discos, se adentra en el mundo literario con Tiempos difíciles, su primera novela, escrita durante su etapa en Madrid. Desde entonces, elabora sus obras mezclando realidad con ficción.

 

Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048