La autora madrileña, María Carmen Rodríguez Ricote, publica ‘Nadie nos enseña el camino hacia la luz’

Se trata de una obra escrita con la intención de dar aliento en mitad del caos y la pérdida que han acompañado a esta pandemia mundial desde su inicio.

CÍRCULO ROJO.- María Carmen Rodríguez Ricote es amante de la lectura desde pequeña, su vida ha estado marcada por la pérdida y quizás ese dolor le haya servido de impulso para crear, ‘Nadie nos enseña el camino hacia la luz’, con la que pretende ayudar a otros a y arrojar un poco de luz. “Debo destacar en mi libro la importancia de que todo y todos estamos conectados en lo bueno y en lo malo. Todo cuanto acontezca en una parte del mundo tiene y tendrá su eco en el planeta entero. Concienciarnos de la importancia de una vida sostenible basada en el respeto de la vida en todas sus formas, y el esfuerzo integro de un mismo planeta por hacer del mismo un mundo donde vivir sea un orgullo respirar la diversidad sin herir a nadie, sea cual sea su procedencia”, explica la propia autora.

Publicada en Círculo Rojo Grupo Editorial, el lector va a encontrar  un recorrido desde la evolución  de los seres vivos hasta la base de las preguntas que todo ser humano se hace ante las situaciones incomprensibles, que buscan respuestas ante el dolor y el sufrimiento que “azota el alma y el cuerpo sumergidos en una oscura realidad que los aparta de lo que conocen de la vida”, añade María Carmen.

María Carmen Rodríguez se ha inspirado en su propia vida para crear esta experiencia, como explica ella misma. “Aceptar y perdonar han sido la base de los pasos que he dado en mi vida, aunque todo pueda parecer  injusto sin importar la clase social, nacionalidad o creencia es algo por lo que todos hemos pasado o pasaremos; no hay distinción para el dolor ante la muerte y lo que conlleva esa pérdida desde el sufrimiento”.

SINOPSIS

La ciencia y las creencias se debaten continuamente en largos y extensos siglos intentando comprender qué o quiénes somos. Pero no somos un escaparate que expone lo que llevamos dentro, sino más bien una realidad que parpadea al compás de nuestra visión mezclando lo que hay en noso­tros y fuera, como proyecciones holográficas de una realidad creada por nuestra consciencia y la propia energía que somos y la que desprenden los objetos y las dimensiones. No obstante, si yo no existo para ti, ni en tu mundo… ¿dónde existo?

Concebimos el ser con la identidad personal, cultural, nacional, de género, etc., mientras que el existir es trasladado al pensamiento de todo aquello que tiene vida y que se encuentra dentro de nuestras magnitudes de tiempo, espacio, etcétera, para concebir esa existencia. Y a pesar de todo ello, de todo cuanto pueda cambiarnos interna o externamente, hay «algo» que nos identifica como únicos. Envejecer nos cambia el cuerpo, pero no lo que somos, lo que realmente conecta con lo amado, con el amor que en­contramos y entregamos a lo largo de toda nuestra existencia.

Una vez que la muerte llama a nuestra puerta, todo desaparece dejando a su paso el recuerdo en aquellos seres que nos han querido o han com­partido momentos con nosotros de alguna manera, y permanecemos en sus pensamientos, en sus corazones, en su mente. Sin embargo, hay una existencia que, aun sin el contacto de las magnitudes físicas, es percibida con la sutileza que se desvincula de todo cuanto conocemos. Una huella única, una identidad intransferible y reconocible en los cambios físicos que podamos tener, y para llegar a ella tendremos que ir más allá de la mente, de los pensamientos, de las emociones, de la energía para llegar a la esencia del todo que nos forma.

 

 AUTORA

 Nacida en Madrid (España), es única transmitiendo y hablando de los sentimientos que a tantas personas nos cuesta expresar. Sus escritos acarician el alma con la sutiliza de las emociones y una frágil sensibilidad que te enganchará. Propietaria y administradora de Impar­site, dedicada a la autoayuda y crecimiento personal desde enero de 2018. Profesional en área de salud y bienestar, mindfulness, coaching familiar, dinámicas de inteligencia emocional en el ámbito familiar, coaching nutricional, fitness y preparación física para la salud, recuperación muscular, estudios como analista de labo­ratorio, psicología, formación para la igualdad, adoles­cencia, sexismo y violencia de género. Diseño, creación y mantenimiento de webs y blogs.

Escribe poesía, cuentos para niños, microrrelatos, géne­ro de humor, narraciones y textos en su blog personal (https://imparsite.wordpress.com ), edita y publica ví­deos de voz propia en su canal de YouTube Imparsite.

Autora de Tu presencia es impar, un libro reconocido como un viaje reflexivo a través de las emociones (2018). Ha colaborado en la publicación de otros libros como Amor imposible (2005). En anécdotas divertidas, ¿Me pone con el cielo? (2008), con prólogo de Gomaespuma, cuya recaudación es íntegra para la ONG que dirigen. En Porciones del alma (2015). En poesía, Luz de luna, poe­sía erótica y Poeti e Poesía, con sede en Roma en Reflejos (2016). En El año en que escribimos peligrosamente (2018).

La calidez con la que enlaza las palabras y compone sus textos acarician los sentidos, acunando y consolando las emociones calladas. Leerla u oírla es encontrar la calma y la paz que hay en ti.

Web de autora: https://imparsite.wordpress.com

Instagram: https://www.instagram.com/carmenrodriguez3363/

Facebook: https://www.facebook.com/imparsite/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCPgu3Z9z0qoBkweToaabOlQ

Twitter: https://Twitter.com/reflejodeluna13?lang=es

Contacta con nosotros



    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048