el-medallon-de-asbel

El medallón de Asbel

Colección Novela

Un libro de José Luis Acosta Muñoz

Durante los reinados de Pedro el Ceremonioso y de su hijo Juan sobre
tierras hoy valencianas, no tanto tiempo antes conquistadas a los sarracenos, se difunde a finales del siglo XIV una leyenda glosada en estrofas de trovadores y cantada por juglares sobre una doncella de distinguida cuna, en la que vino a encarnarse la Virgen dels Cats de Sull con objeto de que la inmolación de aquella, abrasada por las llamas de un colosal incendio, redimiera las culpas y pecados que pesaban sobre los habitantes de la villa medieval de Ileutia y su comarca, a fin de evitar que se cerniera sobre ellos el castigo divino de una nueva oleada de peste.
Incendios posteriores se originarán sucesivamente, de siglo en siglo, en
el mismo paraje, arrasando una y otra vez las laderas y estribaciones del
monte Sultán Blau sin que sea posible esclarecer las verdaderas causas
de ninguno de ellos.

Cierto medallón de plata es hallado después de cada incendio en distintas
circunstancias y épocas. Tal es el caso de Mauro Blanchart, ingeniero de
montes, que lo encuentra en la última década del siglo XX, momento a
partir del cual el argumento llevará al lector a conocer las causas de todos los siniestros, remontándolo al siglo XIV, a la leyenda de la doncella Agnès Guerao.

En El Medallón de Asbel, el autor construye y despliega un relato que
incide sobre determinantes endémicos de la conducta humana, descritos
con todo su rigor y aspereza. Una novela en la que el desarrollo de
los hechos se ve envuelto por un encaje de fantasía y cuyo desenlace
argumental se desvela en las últimas páginas.

Biografía:

José Luis Acosta Muñoz, naci­do en Madrid, mayo de 1950, ha consagrado su vida profesional a la aviación. Se declara aviador voca­cional. Desde que comenzó a volar en 1971, se ha desempeñado en distintos modelos de aviones como oficial técnico mecánico de vuelo, instructor, inspector, tripulante de cabina y piloto de monomotores a lo largo de más de veinticinco mil horas de vuelo. Ha cruzado cerca de ochocientas veces el Atlántico y declara que cuando mira un ma­pamundi cae en la cuenta de que después de haber estado y vivido en tan distantes lugares y entre tantas gentes diferentes habría necesita­do al menos otras cinco vidas para haber visto todo lo que del mundo desearía aún conocer.

Su afición por la lectura y la Histo­ria desde que era un niño lo llevó bien pronto a escribir, sin que, has­ta el momento, se haya decidido a editar uno de sus libros: el primero, que se presenta aquí al lector como la obra de un novel que ha querido llevar al relato una de las muchas narraciones que le fueron inspiran­do sus viajes.



Contacta con nosotros



    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048