antiguo-testamento

Breve introducción al antiguo testamento para neófitos

Colección Docencia o aprendizaje

Un libro de Fernando Arantegui Seral

Al lado de grandes pueblos y civilizaciones, la historia del pueblo de Israel puede parecer insignificante. No olvidemos que estos pueblos inventaron la escritura, el alfabeto; fueron grandes constructores; brillaron en matemáticas, astronomía; redactaron los primeros códigos legales; organizaron los primeros imperios, crearon las primeras ciudades…

Estamos hablando de un pequeño pueblo, pero que sigue vivo gracias a una experiencia religiosa que vivió, transmitió y dio origen a otras experiencias que están vivas y que siguen admirando el genio de unos antepasados que escribieron una «historia sagrada». Y nos legaron un monumento que ha perdurado vivo desde entonces: la Biblia.

Yahvé, el Dios tutelar del antiguo Israel, por ejemplo, no era célibe y tuvo una diosa a su lado durante mucho tiempo en el Templo de Jerusalén. En cuanto a los patriarcas, Abraham no era originalmente el abuelo de Jacob, no tenía a José como hijo. En cuanto a Moisés, es poco probable que haya existido en la forma y con los rasgos que se le atribuyen en la versión final
del libro del Éxodo.

Aquí vamos a tratar de explicar cómo se han ido formando esos libros que constituyen el AT, en qué épocas, qué reflejan y si lo que nos cuentan tiene valor histórico.

Biografía:

Fernando Arantegui Seral, nacido en Zaragoza en 1953. Licenciado en Ciencias Catequéticas por la Universidad Pontificia de Salamanca y licenciado en Documentación por la UOC. Educador y profesor de Religión durante diez años en colegios y liceos.

 

Un apasionado de la Biblia, que intenta acercar este mundo a una mayoría de personas tratando de ponerla al alcance de todos.

 



Contacta con nosotros



    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048