Crónicas menores de la última colonia minera en España | Editorial Circulo Rojo

Crónicas menores de la última colonia minera en España

Colección Relatos

Quiero comprarlo
Un libro de Manuel Leandro Serrano

Un gran número de las especies del mundo animal comparten el cordón umbilical que une a los distintos individuos con sus lugares de nacimiento. Es un lazo invisible, una fuerza de gravitación que actúa con distinta intensidad y permanencia según la naturaleza de cada una de las especies.
En el caso del hombre, ese cordón umbilical puede adoptar una doble apariencia: física (los individuos permanecen siempre alrededor del lugar en el que nacieron); o bien, moral (los individuos migran a lugares con realidades muy diferentes, pero mantienen un hilo de dependencia con los lugares donde descubrieron la vida, de forma más o menos duradera).
Las crónicas que arman este libro se engarzan sobre ese cordón sutil, que se vale tanto del amor, como del odio o la indiferencia, para ser perenne en el ser humano, aunque con efectos muy distintos en cada individuo, según cual sea su personalidad, formación y el tiempo que haya estado separado físicamente de sus raíces.
El protagonista de estas crónicas, Carlos Soto, es un emigrante del Andévalo andaluz que, pese a pasarse la mayor parte de su vida lejos de su lugar de nacimiento, y moverse en ambientes sociales y culturales que nada tienen que ver con los de su origen, conserva documentación, notas de hechos, conversaciones e historias relativas a su tierra natal. Ha pasado tanto tiempo fuera de su tierra, y los cambios han sido tan profundos en el último medio siglo, que duda de los propios acontecimientos que recuerda, por lo que decide volver a su lugar de origen. El poblado que lo vio nacer ha cambiado físicamente, pero las raíces morales primitivas siguen allí, apenas con un lavado de cara de progresismo, que terminan abocando a ajustes de cuentas y frustración.
Las crónicas no responden a un estilo ortodoxo, sino visual; puesto que el fin último es facilitar la adaptación de las mismas al lenguaje cinematográfico, para darles vida en forma audiovisual.

[ssba]

Biografía:

Manuel Leandro Serrano (El Cerro de Andévalo, 1945) descubrió pronto la magia de la vida en las historias de los cómics, cuentos, cine y libros.
Y los libros lo llevaron a la universidad, donde se licenció y fue profesor durante algún tiempo; no obstante, su soporte económico fue siempre la empresa, como personal dependiente, primero, y como empresario, más tarde. Después le tentaría la función pública y a ella dedicó 35 de sus 54 años de vida laboral, y de su condición de funcionario dejó algunos libros técnicos sobre tributación y economía.
El concepto fue siempre el referente de su pensamiento, que le hizo pasar por la poesía intimista (no publicada), el teatro (El verano de las furias), ensayo (Entre dioses y bonobos), para recalar en el cine, como guionista y director de una decena de cortometrajes independientes.
Sostiene este autor que al hombre solo le interesan las manifestaciones artísticas sobre los conceptos más primitivos de la humanidad (vida, muerte, bienes, sexo, amor, etc.). Y fueron los clásicos, primero, y autores como Cervantes, Shakespeare o Juan Rulfo, después, los que, en literatura, nos han dicho todo sobre sensaciones, emociones y sentimientos humanos, por lo que al escritor actual solo le queda armarse de ingenio para volver a decir lo dicho, pero de forma que no se le haya ocurrido antes a otro. Consecuente con esta idea, su interés se dirige hacia el lenguaje visual, como instrumento para entablar un diálogo entre el autor y quienes conozcan su obra, que ahonde en los conceptos que sostienen al ser humano o, dicho de otra forma, no cree que tenga que cortejar una «fórmula» para no decir nada nuevo a nadie, sino buscar nuevas aristas en los conceptos de siempre, partiendo de la asociación de ideas, a que lleve el lenguaje visual que propone.



Contacta con nosotros


    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048