Cuentos de amor y pena

Colección Poesía

Quiero comprarlo
Un libro de Oriente Gal-lo

Ahí están las expresivas imágenes en materia compacta del escultor, del tallista y/o del imaginero; ahí las delicadas del pintor a base de colores y sus innúmeras tonalidades; y también los transportes del músico, estos consistentes en sonidos armónicos que a menudo desgarran el alma. Y, cómo no, además poseemos, a Dios gracias, los encantos del literato o cuentista; el cual, como sustancia única, usa la más sutil de todas, la palabra, tanto si es escrita como si hablada. Y os aseguro que este último proceso artístico es el primero, el más común y extendido, y el que, por añadidura, hasta los niños prefieren.Aunque, respecto a lo que aquí se dilucida, los niños somos todos.

Biografía:



Contacta con nosotros


    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048