¡Del cielo a los infiernos! Granada, en la primer visita de Azaña | Editorial Circulo Rojo

¡Del cielo a los infiernos! Granada, en la primer visita de Azaña

Colección Historia Novela

Quiero comprarlo
Un libro de Fernando Orero Sáez de Tejada

La pasión del autor por su ciudad natal, como las enseñanzas que recibió al conocer la obra de Azaña, le hacen insertar estos dos mundos en un momento de la historia de ambos, justo antes de que se desate en Granada una de las mayores tragedias que vivieron sus habitantes, a pesar de las muchas que los anales de la historia nos relatan bajo los muros de la Alhambra. Quienes esos dos días vitorearon a Azaña en su estancia en Granada ni siquiera podían imaginar, tanto los que asaltaron el poder como quienes fueron víctimas de la más cruel de las represiones, lo que pocos años después de esa visita sucedería cuando se sentaban a la mesa del hotel del Duque o en los salones del hotel Palace de la Alhambra, o cuando visitaba la Casa de los Tiros o se asomaba al balcón del Ateneo de Granada, entonces en la Gran Vía, o mientras se inauguraba un tramo de la carretera que ascendía hasta el Mulhacén.
Esos dos días, con ayuda de El Defensor de Granada, ilustre periódico de entonces, nuestro autor los irá cronometrando del mismo modo «que Granada tiene dos ríos, ochenta campanarios, cuatro mil acequias, cincuenta fuentes, mil y un surtidores», como dijera Lorca, introduciendo en el libro personajes de aquella tragedia cercana, pinceladas del peculiar lenguaje granaíno y recuerdos infantiles del mismo autor que se insertarán, a modo de novela de ficción, con apuntes históricos deslavazados, o como recuerdo de una fecha y de un extraordinario visitante que luego todos quisieron ocultar, cuando antes tocaban el cielo con la yema de los dedos con su presencia, aunque no tardarían mucho en caer en el más siniestro de los infiernos, una devastación entre hermanos.

Biografía:

Fernando Orero Sáez de Tejada nace en la misma calle de Niños Luchando (Granada), presente en esta obra, un 4 de agosto, bien entrados los años cincuenta del siglo XX.
Se educa en Bruselas, donde emigran sus padres y sus seis hermanos.
Con diecisiete años, vuelve a Granada y se incorpora a la Azulejera Granadina en la carretera de Víznar, presidida por un familiar muy emprendedor, razón por la que tendrá la fortuna de dar la vuelta al mundo en su etapa de aprendizaje y en la búsqueda de mercados para sus manufacturados industriales, y regresa desde Nueva York a Madrid el mismo día que es asesinado Carrero Blanco.
Conoce las zozobras del cambio de una dictadura a una democracia y la pérdida de Sidi Ifni y el Sahara español, como los miedos en el ejército por la Marcha Verde al formar parte como voluntario en sanidad militar de la recluta.
Durante cinco años, encabeza la delegación en Madrid y zona centro de una empresa de Castellón de materiales cerámicos, lo que le permite ser testigo directo del asalto al Congreso de los Diputados en San Jerónimo por parte del teniente coronel de la Guardia Civil Tejero. Estando presente esa noche en la misma glorieta de Neptuno. Nace su primera hija.
Dirige la delegación de Andalucía de un grupo de fábricas de Castellón desde Sevilla, donde estará un año, lo que le facilita conocer toda Andalucía, ver la llegada al poder del PSA y las ansias de autonomía de los andaluces, como la implantación paulatina del PSOE.
Se establece en Almería, donde participa del enorme cambio social y económico llevado a cabo gracias a la titánica labor de los agricultores. Le nacen dos hijos.
Su pasión por Granada, como el conservar la memoria de Azaña, ha hecho posible que su autor haya querido hacer público un breve acopio de recuerdos y lecturas para realizar esta primera obra.



Contacta con nosotros


    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048