El callejero de Galera. La historia de cada día

Colección Historia

Quiero comprarlo
Un libro de Jesús María García Rodríguez

La actual estructura urbanística de Galera tiene su origen en la repoblación de su territorio municipal tras la toma de don Juan de Austria de ella en febrero de 1570 después de la sublevación de sus habitantes moriscos. Concluidos los hechos bélicos, se arrasó por completo la población —que estaba ocupando el cerro de la Virgen— y se prohibió levantar sobre él edificación alguna.
De esta manera es como la población se establece en el lugar que ocupa en la actualidad. Ya en el Libro de Apeo y población se hace referencia a los solares que se les entrega a los nuevos pobladores. Estos son quienes diseñan y edifican el actual casco urbano de la villa con el singular trazado de sus calles, ya reflejo de las nuevas ideas urbanísticas del Renacimiento.
No siempre los ayuntamientos han sido quienes han elegido el nombre con que se conocen nuestras vías. Es solo a partir de 1850 cuando las corporaciones municipales deciden con cuál de ellos debemos conocerlas. Y es entonces cuando muchas de estas calles reciben apelaciones en absoluto populares, ya que echan mano de gentes, sitios, hechos, etc. que poco tienen que ver con la vida diaria.
Frente a esta práctica «artificial», a lo largo de siglos, las gentes iban adjudicando a cada una de las calles que recorrían diariamente nombres que realmente estaban estrechamente vinculadas con ellas: el camino del Río, el callejón de la tía Serafina, la plaza de la Fuente Agria, la calle del Hielo, la corredera de los Olmos, etc., lo que nos acerca inmediatamente a una dimensión verdaderamente relacionada con dicha calle: el sitio al que te conduce, la persona más conocida de las que allí viven, el lugar donde se abastece de agua la ciudadanía, la vía más helada del pueblo, los elementos más destacados de este camino…

Biografía:

JESÚS MARÍA GARCÍA RODRÍGUEZ. Galera (Granada), 1948.
Realiza los estudios de bachillerato en el Instituto de Enseñanza Media La Sagra, de Huéscar (Granada). Finaliza los estudios de Magisterio en la Escuela Normal de Granada y ejerce su profesión en localidades de Murcia, Almería y Granada, incluida la de su nacimiento.
Ha trabajado en diversas actividades de teatro de forma casi ininterrumpida desde 1973. En este campo produce varias obras, entre las que destacan: la pieza sobre la emigración en las zonas rurales, titulada La otra muerte, y la de contenido histórico local sobre los sucesos de 1569/70 en el contexto de la Guerra de Los Moriscos, titulada El día de la ira. Viene dedicándose igualmente, a causa de la riqueza arqueológica de su comarca natal y con especial entusiasmo, a la arqueología.



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048