El impostor | Editorial Circulo Rojo

El impostor

Colección Novela

Quiero comprarlo
Un libro de Emilio Muñoz Risco

Son las últimas hojas con anotaciones de Mr. Grosdanvich. El hombre que ha vivido su vida según sus propias normas y que seguía haciéndolo. Ahora, presintiendo que algo terrible va a suceder, se sincera con Celia. Jamás le hubiera revelado lo que guarda en lo más profundo de su cerebro. En sus reflexiones resaltan los últimos pensamientos sobre la vida, la muerte, la eternidad, las creencias, la resurrección en el más allá del mundo que se conoce, ese es el dilema de todas las civilizaciones a lo largo de la historia del universo.
En la soledad del hospital, se le agolpan los recuerdos que su padre un día lejano le relató, estuvieron recorriendo la España destruida por una guerra cruel e insólita por causas de su profesión; suprimiendo a los enemigos que hacían lo posible por cambiar la dictadura. Ha sido testigo de la mayoría de sus relatos; amores perdidos, sueños, adioses, trágicos accidentes, venganzas. Los acontecimientos han rodado de forma distinta a sus deseos. Ojalá se parase el mundo —piensa a veces—. Pero cuando alguien a quien quieres muere, el mundo no se detiene.

[ssba]

Biografía:

EMILIO MUÑOZ RISCO nace en un mes de diciembre en Fuenlabrada de los Montes (Badajoz). Su infancia transcurre postrado en la cama de un hospital y hasta los diez años no comienza a caminar ayudado por una silla de tijera. A los once años dejó la escuela para trabajar en el campo. Con su humilde familia (el padre ha sido labrador, carbonero y albañil) se trasladan a la
capital en los años sesenta, cuando la vida en los pueblos se hace insoportable para aquellos que carecen de lo más elemental.
Su primera vivienda en el barrio de Tetuán de las Victorias es una chabola sin ventanas, sin luz, sin agua.
A partir de los dieciséis años, comienza su pasión por la escritura; lee Sinuhé, el egipcio, de Mika Waltari, y Siddharta, de Hermann Hesse. Y estos dos autores son los que más influyen en su determinación por los libros. En esa situación comienza su exploración por las letras, sus escritos se van acumulando en los cajones. Con el tiempo, algunos se pierden y otros se estropean. Los continuos cambios de domicilio son nefastos para las pequeñas cosas.
Al final, fija su residencia en Puertollano durante más de treinta años por motivo de trabajo. Hoy vive con su familia, es pensionista y es cuando vuelve a retomar su afición a la escritura.
Esta es su primera novela que ve la luz.
Cuenta con la experiencia de haber trabajado de marinero, ferroviario, emigrante en Suiza e incansable viajero por Europa



Contacta con nosotros


    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048