estructura-racional-de-la-justicia

Estructura Racional de la Justicia Distributiva

Colección Docencia o aprendizaje

Comprar libro
Un libro de Francisco J. Codecido Iturriza Ph.D.

Para desarrollar la América Latina en armonía con el primer mundo de Norteamérica y Europa, es necesario implementar nuevas soluciones intelectuales y utilizar ideas prácticas bien diseñadas sobre Filosofa de la Educación y Ciencia Política; concebidas para América Latina, de tal suerte que promuevan de forma efectiva el crecimiento sostenido de La América Latina, Norteamérica y Europa. El plan debe facilitar la comprensión del desarrollo del primer mundo a las gentes de las sociedades iberoamericanas y sus naciones.

Firmemente creemos que una mezcla estructurada y balanceada de neopositivismo y pragmatismo científico es la combinación apropiada que nos llevará a la puesta en marcha de una filosofa funcional y utilitaria que mejore nuestra ciencia política, las nuevas prácticas y las iniciativas productivas continentales; lo cual significará, entre otros avances, el mejoramiento de los sistemas administrativos de las Américas. Es necesario para lograr lo propuesto: a) Mejorar la educación científica en todas nuestras instituciones; b) Hacer énfasis en la creación de Facultades y Escuelas de Teología en todas las universidades seculares de América Latina.

Los latinoamericanos debemos trabajar y estudiar al máximo para mejorar nuestra investigación en todas las áreas del saber humano y divino, y así obtener resultados competitivos. Los iberoamericanos debemos estudiar y conocer las doctrinas de nuestra Iglesia Católica Romana, pero también debemos conocer a profundidad la ética protestante y el espíritu del capitalismo nórdico, que, junto al judaísmo europeo, coadyuvaron de manera eficaz y eficiente al gran desarrollo de los países del norte de Europa y de Norteamérica. Debemos estudiar, comprender e internalizar los altos beneficios en la calidad de vida que conlleva vivir en un Estado de Derecho, bajo el imperio de la Ley; debemos conocer los métodos científicos para desarrollar nuestras sociedades. La implementación de los cambios propuestos debe ser hecha de manera efectiva para reparar los daños causados por nuestros errores; pues ya sabemos que, tanto la península ibérica como sus colonias, quedaron descolgadas de las revoluciones científica e industrial en los siglos XVIII y XIX; lo cual ha significado atraso, pobreza, decadencia y derrota para nuestros pueblos.

Nosotros, los latinoamericanos, debemos avanzar en la comprensión de la ciencia y su práctica junto a una sana doctrina teológica judeocristiana para disminuir la mala influencia del maquiavelismo y el materialismo dialéctico, pues tenemos la obligación de mejorar y aprender a desarrollarnos por nuestros propios medios.

Contacta con nosotros



    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048