Kirameki

Colección Novela

Un libro de Francisco José Márquez Solaz

Samara era la única luz que tenía, después de perderla, mi percepción del mundo cambió. A pesar de todas las cosas buenas que pudieran pasarme, no era capaz de ver nada.

No puedo hacer retroceder el tiempo, pero nunca olvidaré todo lo que viví con ella, montando cada día de mi vida las piezas del puzle de mi memoria para estar un poco más cerca de sus recuerdos.

Por más que el mundo gire y se convierta en un laberinto sin salida, mis sentimientos no van a cambiar nunca, pero el mundo en el que vivo está sumido en la más profunda de las oscuridades y la lluvia no deja de caer como si fluyeran lágrimas desde el cielo.

Solo busco que sonría, sin importar lo difícil que sea, porque no soy dueño de mis sueños, pero sí es mi deseo más profundo.

Contacta con nosotros


    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048