Las amigas lo son todo

Colección Novela

Quiero comprarlo
Un libro de Cristina Pérez Castellano

A ver, queridos, queridas, ¿quién no ha tenido un amigo o una amiga que ha sido como un hermano o una hermana? Esa persona que no es de tu sangre, pero que a veces sientes que te quiere más. Esa amiga o ese amigo que más de una vez ha hecho algo para salvaros el culo, esa persona que sigue haciendo y que sabes que hará por ti cualquier cosa. Y es que los amigos son la familia que escogemos, a la que queremos ver sí o sí, no importa cómo, cuándo ni dónde. Si te llama, acudes a cualquier hora, o viceversa. Esos que, aunque haga mucho tiempo que no os veis, en el primer beso y abrazo ya sabe y nota cómo estas, cómo te sientes y si lo que te pasa es bueno o malo. En definitiva, ese que te conoce más que si te hubiera parido. De esto va mi primer —que no último— libro, del valor de la amistad, de lo que eres capaz de hacer por esa persona, o lo que esa persona es capaz de hacer por ti. Lucía y Victoria primero, y, más adelante, Estela y Sara nos enseñan que hay muchos valores, como el respeto, la educación, la lealtad…, pero como el de la amistad, que es el que te dicta el corazón, no hay ninguno. Solo me queda añadir que espero y deseo que os guste tanto leerlo como a mí escribirlo y que no dejéis de regalarle un ejemplar a esa amiga o ese amigo que se os venga a la cabeza mientras lo leéis.

Biografía:

Nací en noviembre de 1984 en Aldaia, aunque ahora resido en Paiporta. Estoy casada con Julián, un chico maravilloso que, además de mi amigo, es mi vida. Junto a él he sido mamá de Martín, un pequeño que tiene casi cinco años ya. Me dedico desde hace varios años a la rama sanitaria, y desde entonces tenía pendiente redactar este libro y darle forma. El amor por la escritura comenzó cuando, siendo bien pequeña, alguien —aunque ahora no lo recuerde, seguro que me marcó en su día— me regaló un diario de esos que se cerraban con un minúsculo candado que venía acompañado de una minillave para abrirlo. En él plasmaba tanto lo que me pasaba cada día como lo que en realidad me hubiera gustado que pasase. Desde ese momento, siempre en cualquier libreta, diario, folio… escribo lo que pienso, siento o imagino. También recuerdo el momento exacto en el que empezó a gustarme leer, y fue cuando uno de mis hermanos me regaló el libro de La historia interminable y flipé con él. Ahora me atrevo a compartir con vosotros mi primer libro. Espero que os guste y, sobre todo, que sea el primero de muchos.



Contacta con nosotros


    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048