Los jubilados los carga el diablo | Editorial Circulo Rojo

Los jubilados los carga el diablo

Colección Novela

Quiero comprarlo
Un libro de Luis Chacon de La Torre

A Alfonsito (Pochele) se le viene el mundo encima cuando, en plenas vacaciones estivales, sus padres lo dejan un mes con su abuelo, pero no con el de ciudad (el urbanita), sino con el rural (el gañán), el que vive en una quintería, a las afueras de Cacerorilla. Se llama Tiburcio (alias “Atrancapoco”), y apenas lo visitan, no sea que se le “peguen” sus modales de paleto al niño.
Para el chiquete esto supone un cambio radical de costumbres y horarios, y sobre todo de lenguaje, pues la jerga de “garrulo” de su pariente le resulta indescifrable. Como consecuencia no paran de surgir conflictos entre ambos, chocando la formalidad del chaval con las manías y comportamientos de “viejuno” de campo de su impredecible abuelo, y Pochele se pasa los días refunfuñando y mohíno. El anciano, no obstante, empeñado en tener contento a su nieto, lo embarca en un insensato e irracional periplo veraniego, y de repente todo se vuelve un “sinDios”.
Una comedia entrañable, llena de guasa y “sinfustás”, apta para gente abierta y con sentido del humor, y todo ello aderezado por la idiosincrasia, la ternura y el surrealismo de la gente mayor de los pueblos de La Mancha.

“No me reía tanto desde mi elección como presidente” (Donald Trans)
“Humor manchego, el que máj me gujta a mí” (José Abono)
“Menuda risión. Cuántas tontás juntas” (Wonderbrad Pitt)
“No me he enterado de nada, pero me ha gustado” (Paris Jilton)

Biografía:

Luis Chacón de la Torre es Licenciado en Ciencias Ambientales, y aunque en el trabajo es una persona seria y prudente, en sus ratos de ocio libera al guasón que lleva dentro y plasma sus tonterías en el papel.
A raíz de esta pasión, quiso el destino que en 2010 ganara el Concurso Nacional de Cuentos Infantiles “Félix Pardo”, con “La historia de Pepillo de la Torre, el pajarito que no sabía volar”, y esto le animó a escribir más cuentos e incluso a dotarlos de dibujos, los cuales él mismo elabora.
Como consecuencia, en 2015 publica “Las siete vidas de Mawiwi”, cuyos beneficios dona a asociaciones con fines solidarios, como A down, Pueblos sin Fronteras, Proyecto Lydia, Afibroval y Hermanas de la Natividad de María.
En 2018 publica “¡Dios mío! ¡He perdido a mi abuela!”, otro libro ilustrado cuyos beneficios destina a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Este último relato, además, fue finalista en el Premio Best Seller 2019 en la III edición de los premios Caligrama.
En 2020, y con “Los jubilados los carga el dia-blo”, aparca a su querido público infantil para centrarse en los lectores adolescentes y adultos, empleando para ello un sentido del humor gamberro, sarcástico y deslenguado, y sobre todo, muy manchego, plasmando la jerga de la gente de campo, con sus expresiones de pueblo y sus miles de patadas al diccionario. Una novela idónea, sin duda, para levantar el ánimo y sacar una sonrisa, algo muy necesario en esta época tan difícil y tan dura que estamos viviendo.



Contacta con nosotros


    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048