lucena-y-berbedel

Lucena y Berbedel

Colección

Comprar libro
Un libro de Arturo García Giménez

El libro recupera la historia de dos pequeños pueblos, Lucena y Berbedel, de la comarca de Valdejalón. A través de una minuciosa investigación en textos originales antiguos recupera su historia y evolución desde el tiempo de los romanos hasta el siglo xx, corrigiendo los múltiples errores que figuran en algunas referencias sobre su historia.

En los diversos capítulos se narra la historia y genealogía de sus antiguos propietarios, se describen sus caminos y vías de comunicación, sus iglesias y sus casas más significativas, dedicando un especial estudio a todo lo referente a la distribución de las aguas de riego, causantes de numerosos e interminables pleitos con los pueblos vecinos.

Además de sus raíces históricas, el libro recoge costumbres, vivencias y recuerdos que se hubieran perdido de forma irremediable al desaparecer la generación del autor.

Es un libro de referencia para todos los nacidos o con vínculos en Lucena y Berbedel, e intenta responder a las múltiples incógnitas sobre el origen y vida de estos dos pueblos.

Biografía:

Nací en Lucena de Jalón el 21 de abril de 1936.

Después de hacer mis estudios de mecánica, empecé a trabajar en una gran empresa de transportes en Zaragoza, hoy desaparecida. De Zaragoza volví al pueblo para llevar las fincas agrícolas de mi padre y de la familia. Una vez en el pueblo adquirí la vivienda familiar de mis abuelos, donde estaba la clásica tienda de ultramarinos y el estanco, transformándola en un supermercado.

Una vez integrado en el pueblo, empezaron a proponerme para diversos cargos, como presidente de la Hermandad de Labradores de Lucena (posteriormente, Cámara Agraria de Lucena) o presidente de las Comunidades de Regantes de Lucena. También me nombraron juez de paz.

En 1970 fui teniente alcalde del ayuntamiento y en 1987 fui alcalde de Lucena de Jalón.

Comencé a escribir este libro una vez jubilado y después de haber leído el gran legajo de documentos que mi abuelo dejó en su caja fuerte, que se encontraba en la casa familiar que yo adquirí. Visité archivos y bibliotecas para ver si podía llevar a cabo la ilusión de escribir la historia de nuestros pueblos, de la que mi abuelo fue el gran iniciador con su gran legajo de documentación.

Además de recuperar nuestras raíces históricas, he querido transmitir vivencias y recuerdos antes de que desaparezcan de nuestra memoria, para que las nuevas generaciones las conozcan.



Contacta con nosotros



    Los campos con asterisco son obligatorios

    Llámanos sin compromiso al
    91 082 0048