Toque de rebato

Colección Poesía

Quiero comprarlo
Un libro de José Luis Posa Lozano

Vivimos en una sociedad cainita en la que nos matamos entre hermanos, una sociedad matricial en la que cada pieza tiene adjudicada una celda y a la que será retornada si pretende buscar un nuevo horizonte. Llevamos
años escuchando el «Ángelus», pero ahora las campanas tocan a rebato. El poeta no puede ser arlequín, monaguillo ni comparsa, el poeta debe ser la voz del pueblo, el eco de los silencios, el clamor de los mutismos forzados.
Toque de rebato quiere ser un mazazo sobre el estrado, no es una poesía vestida para la ocasión, es una poesía desnuda, despeinada y furiosa, pero a la vez tierna y acogedora, una poesía que araña y que acaricia, un abrazo
que consuela pero que no te deja dormir. El poeta no concibe el amor como un adorno, sino como la medicina del alma, el alimento del espíritu, la razón para seguir viviendo. Amigo lector, te dejo un torrente de poemas espumosos, sonoros y furiosamente libres; que sus campanadas te levanten de esa tumba en la que nos quieren prisioneros en vida.

Biografía:

José Luis Posa, natural de Barcelona (1.951) tiene sesenta y cuatro años, pero dice llevar veinte años de atraso porque quisiera saber mucho más de todo. Escritor precoz, comenzó a escribir con catorce años tras leer a Bécquer en Rimas y Leyendas, rebelde y romántico, enseguida se introdujo en la “poesía social” con poemas inspirados en Miguel Hernández y en Celaya, autor este último que le cambió su modo de ver la literatura desde que leyó “La
poesía es un arma cargada de futuro”. Un periodista de prestigio, le alejó de su sueño de ser un profesional de los medios cuando le dijo: “Si elijes ser periodista en una dictadura,
o serás cómplice o serás mártir, y tu no tienes madera ni de lo uno ni de lo otro”. Tras comenzar ingeniería, se incorporó a la empresa familiar y concilió su trabajo con sus aficiones a la escritura y su amor por la música con alma, escribe poemas como una necesidad visceral, sin elegirlos, pues ellos le elijen a él, piensa que el poeta es un médium que utiliza resortes especiales para expresarse y manifestarse.
Cree en el hombre, en la humanidad y en el dios cósmico de la armonía universal y
afirma que el cielo y el infierno están en las profundidades de nuestro corazón. Tras el
éxito de “Jardines descolgados” nos sorprende con sus “Lenguas de fuego” cien soplos de poesía candente, y esto no ha hecho más que empezar.



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048