A J. Ramón Rivera

A J. Ramón Rivera se le despertó su pasión por el mundo ibérico siendo todavía un niño. A principios de los años 70 del siglo pasado, Ramon Camprubí, un sallentino enamorado de su tierra, guiaba complacido a quienes quisieran seguirle hasta el poblado ibérico de El Cogulló, ubicado en Sallent (Barcelona), para ayudar a excavarlo bajo la atenta supervisión del arqueólogo manresano Miquel Cura. “El poblado ibérico de El Cogulló, situado en la zona alta de un cerro, posibilitó a sus habitantes, de la tribu de los lacetanos, el control del río Llobregat a su paso por el Pla del Bages. Hay evidencias de ocupación de este poblado desde la Edad del Bronce hasta el siglo I a.C., convirtiéndose así en uno de los asentamientos ibéricos más importantes de Catalunya. Con una extensión de 5.000 m2 el poblado destaca por sus murallas de defensa, de más de 130 metros, tratándose posiblemente de un núcleo de carácter estratégico o de control del territorio. El Cogulló forma parte de la Ruta de los Iberos del Museu d´Arqueologia de Catalunya.” www.arqueoxarxa.cat “Los lacetanos se establecieron en la parte central de Cataluña de forma que limitaban al norte con los bergistanos, al este con los ausetanos y los laietanos, al sur con los cessetanos, y al oeste con los ilergetes. Los lacetanos se distinguieron por su fuerte resistencia a la ocupación romana, contra la que lucharon aliándose con otros pueblos ibéricos como los ausetanos o los ilergetes. Fueron sometidos por Catón hacia el 195 aC.

http://www.mac.cat/Rutes/Ruta-dels-Ibers/Els-lacetans

Biografía:

A J. Ramón Rivera se le despertó su pasión por el mundo ibérico siendo todavía un niño. A principios de los años 70 del siglo pasado, Ramon Camprubí, un sallentino enamorado de su tierra, guiaba complacido a quienes quisieran seguirle hasta el poblado ibérico de El Cogulló, ubicado en Sallent (Barcelona), para ayudar a excavarlo bajo la atenta supervisión del arqueólogo manresano Miquel Cura. “El poblado ibérico de El Cogulló, situado en la zona alta de un cerro, posibilitó a sus habitantes, de la tribu de los lacetanos, el control del río Llobregat a su paso por el Pla del Bages. Hay evidencias de ocupación de este poblado desde la Edad del Bronce hasta el siglo I a.C., convirtiéndose así en uno de los asentamientos ibéricos más importantes de Catalunya. Con una extensión de 5.000 m2 el poblado destaca por sus murallas de defensa, de más de 130 metros, tratándose posiblemente de un núcleo de carácter estratégico o de control del territorio. El Cogulló forma parte de la Ruta de los Iberos del Museu d´Arqueologia de Catalunya.” www.arqueoxarxa.cat “Los lacetanos se establecieron en la parte central de Cataluña de forma que limitaban al norte con los bergistanos, al este con los ausetanos y los laietanos, al sur con los cessetanos, y al oeste con los ilergetes. Los lacetanos se distinguieron por su fuerte resistencia a la ocupación romana, contra la que lucharon aliándose con otros pueblos ibéricos como los ausetanos o los ilergetes. Fueron sometidos por Catón hacia el 195 aC.
http://www.mac.cat/Rutes/Ruta-dels-Ibers/Els-lacetans



Contacta con nosotros



Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048