Cleopatra VII

Colección Ensayo

Un libro de L. María Moreno Tejón

Cleopatra no estaba muerta cuando llegó Octavio. ¿Cómo iba a ofrecer su cuerpo valioso y su alma al traidor?
Cleopatra vivía para ser el reflejo de Egipto. Su inteligencia la desarrolló estudiando a sus antepasados en los grandes libros de la Biblioteca de Alejandría. Estudió a Alejandro Magno para no cometer los mismos errores que hicieron caer al Imperio griego.
La evolución de Cleopatra la hizo bella ante todos los humanos. Con su sabiduría, su inteligencia y su belleza alejó a los invasores y mantuvo a Egipto en paz unos veinticinco años. Vivía para su reino. Belleza humana que se inspiraba en lo más bello, en sí misma.
Cleopatra no necesitaba a los hombres para ser reina. Su gran aliado fue Julio César, que era Roma, para su protección. El amor era su potencial y sus amantes el regreso a la vida. Marco Antonio fue la fuerza que la transformó para ir al Más Allá.
¿Qué ocurrió con la gran Biblioteca de Alejandría? Las grandes construcciones en Roma surgieron después de invadir Egipto. Los romanos cortaron la evolución humana que se reflejaba en los grandes libros de los filósofos griegos. El mundo fue dominado por el Imperio romano imponiendo su ideología haciendo retroceder a la humanidad.
Alejandro Magno y Cleopatra, dos seres humanos muy evolucionados y con gran potencial que cambiaron el rumbo de la historia que llega hasta nuestros días.
La inteligencia de los seres humanos procedía de Grecia y la espiritualidad de Egipto.

Biografía:

Lázara María nació en Málaga. En el año 1992 se introdujo en el campo de la medicina alternativa, donde sin dejar de innovar enfocó su futuro en la osteopatía. Su trayectoria como profesional la ha dedicado al estudio del funcionamiento del cuerpo humano y sus capacidades intelectuales conduciéndola a otros campos como la historia, la filosofía y la metafísica.
A través del análisis de uno de los personajes más relevantes y misteriosos de la historia universal, Cleopatra VII, María ha descubierto que la humanidad no ha seguido una trayectoria de evolución. Partiendo de ese hallazgo, se trasladó siglos atrás para responder a algunas incógnitas del mundo egipcio. Así surgió Cleopatra VII. La eterna egipcia. El ayer y el hoy.
En palabras de la autora: «El tiempo no existe, lo mide el hombre. No dejemos que nuestro cerebro sea el reloj de nuestra vida».



Contacta con nosotros


Los campos con asterisco son obligatorios

Llámanos sin compromiso al
91 082 0048